Reseña Y que te quedes (Sin Mar 2)

Y que te quedesDatos técnicos:

Título: Y que te quedes (Sin Mar 2)

Autor: Cherry Chic

Editorial: autopublicado

Páginas: 377

 

Sinopsis:

¿Qué harías si tuvieras que convivir cada día con personas a las que adoras, pero con las que no tienes nada en común?
Así es la vida de Esmeralda, nuestra protagonista. Vive con su padre, viudo y casado con una americana, con su hermana Julieta, alocada y excéntrica, su hermana Amelia, demasiado sensible y dulce para su gusto y su hermano Alex, bombero y mujeriego empedernido. Y, por si fuera poco, ¡son cuatrillizos!
Con una familia así, destacar puede ser difícil, pero ocultar secretos, fácil. El problema de los secretos es que hay algunos que tarde o temprano tienen que salir a la luz…
Y es que a veces, la vida te pone a la misma distancia de tus sueños que de tus pesadillas.
¿Estáis preparados para la siguiente historia de Sin Mar?

Opinión:

No es nuevo que me encanta Cherry Chic. Si has ojeado mi blog verás que ya he hecho reseña de A la de tres: ¡te quiero! (Sin Mar 1) y que me gustó muchísimo, especialmente su protagonista, la loca de Julieta.

También veréis que he reseñado Tu maldita sonrisa (Sin Mar 3), porque sí, yo soy así de chula y no me los leo en orden (aunque te recomiendo que tú sí lo hagas o te comes spoilers pero de los grandes).

Pues en esta ocasión los protagonistas son Esmeralda (o Tempanito, como la llama Julieta), la hermana fría y distante,  y la única que parece poner algo de lógica en la familia de los cuatrillizos, y Nate (el amigo y compañero de piso de Diego y Einar). Esto no es un spoiler, esto se veía venir desde el primer libro, ¿eh?

Sinceramente creía que este libro no me gustaría tanto porque el personaje de Esmeralda no era uno de mis favoritos, tan estirada, tan fría, tan… borde a veces.

Pero me equivoqué de medio a medio. En este libro, sin perder esa esencia, la conoces más, y ves que tiene su corazoncito y que es una chica sensible, con sus anhelos, sus miedos, sus sueños… Que no se atreve a mostrar ese corazón al mundo por miedo a que se lo rompan. Y que aún cuando se enamora, no sabe cómo hacerlo, cómo transmitirlo,  sin dejar de ser ella misma, abrumada por los sentimientos.

Pensemos también que el rol de hermana mayor y responsable de los demás se vio acrecentado con la muerte de su madre cuando era pequeña, de modo que ella tuvo que cuidar de sus tres hermanos (o sintió que debía hacerlo).

Poco puedo contar (¡casi nada!) de esta parte sin hacer spoiler. Solo deciros que es el libro más emotivo de la saga sin duda alguna, que os tendrá en ocasiones con el corazón en un puño y que vais a soltar lagrimones.

Continuar leyendo “Reseña Y que te quedes (Sin Mar 2)”

Reseña Valiente Vera, pequeña Sara

 

Valiente Vera, pequeña SaraDatos técnicos:

Título: Valiente Vera, pequeña Sara.

Autor: Andrea Longarela (Neïra)

Editorial: autopublicado

Páginas: 245

 

Sinopis:

Vera, Sara y Alexander eran inseparables. Siendo adolescentes, habían establecido un vínculo especial, una amistad inquebrantable; habían trenzado sus vidas con nudos en apariencia irrompibles. ¿Por qué entonces, en la actualidad, Sara se siente sola? ¿Por qué hace años que no está cara a cara con ninguno de los dos? ¿Por qué los veranos en el lago ya no son tan mágicos como en algún momento fueron? ¿Por qué resulta tan fácil romper las promesas? Dos hermanas, un chico y el lago como único testigo de una historia que marcó la vida de cada uno de ellos. Una novela sobre esas decisiones cobardes que tomamos en algún momento, pero también sobre personas valientes que les hacen frente. Sobre esa amistad profunda que se forja en la juventud y que sobrevive incluso al paso más cruel del tiempo. Sobre el miedo, el rencor, el fracaso. Pero también sobre el amor; el amor por la familia, por los amigos, por el hogar, por aquellas personas que poseen la capacidad de hacer que tu mundo gire o deje de hacerlo. Sobre un amor de verano y sobre el amor de toda una vida.

Opinión:

Es el segundo libro que leo de Andrea Longarela, o Neïra. El primero fue Caótica Jimena y me encantó (me gustan los personajes locos e intensos, como Jimena y como Julieta, de A la de tres: ¡Te quiero!, de Cherry Chic), así que decidí que tenía que seguir a esta autora de cerca. Con este segundo libro, Valiente Vera, pequeña Sara, confirmo que no me equivoqué al apostar por los autores autopublicados, y especialmente por ella.

Es todavía si cabe más maravilloso, más intenso, más… todo.

Leí que esta historia iba a ser diferente, la dejó aparcada para escribir otros dos libros (la saga  Daniela: Fuimos un invierno Fuiste mi verano y luego lo retomó, no sabía si iba a publicarlo o no, lo escribió para ella, sin pensar en si le daría alas o lo dejaría en un cajón.

Quizás por eso haya conseguido ese tono intimista que te atrapa desde la primera página y te hace entrever que tienes entre manos una gran historia, una de esas que no vas a olvidar.

Esta historia huele a verano, a lago, a amistades de esas que son para siempre, a tu primer amor, al amor fraternal de dos hermanas huérfanas, que solo se tienen la una a la otra en la vida… hasta que la vida se encarga de pasarles por encima, dándoles unas dosis de realidad.

Es la historia de Sara y Vera, y de Alexandre, quienes juntos forman un triángulo perfecto, fuerte e irrompible. Él, el primer beso de Vera, y el primer amor de Sara…

Pero los únicos que pueden romperlo son ellos mismos. Y por motivos distintos, que no puedo contar, lo hacen, dejando a la pequeña Sara sola, haciendo realidad su mayor temor. Su primer amor  de adolescencia no vuelve a buscarla ni al año siguiente, ni al otro, ni al otro…

Hasta que Álex vuelve, ya de adulto, dispuesto a enfrentarse a sus errores y a pedir el perdón de Sara. ¿Será capaz ella de perdonarle? Porque su marcha le ha hecho mucho más daño del que él pueda imaginar…

He llorado muchísimo con este libro, así que no debería estar entre los Happy books (me ha pasado un poco como con Heima es hogar en islandés), pero es una historia que te atrapa, los personajes se te meten en la piel, te metes dentro de la historia y te encuentras en ese lago, en esa cueva, en esa hoguera, en esa habitación…

Es un libro que vas a disfrutar, porque te hará recordar tu infancia, tu primer amor, ese lugar favorito en el mundo, esas promesas de adolescentes… te abrirá recuerdos y sentimientos… aunque también viejas heridas. Porque este libro escuece, y mucho. Pero lo que pica, cura. O eso dicen.

Por eso este libro no os lo podéis perder. Estoy impaciente por leer lo nuevo de Neïra, Carlota y el cactus de color rojo, aunque espero que no sea tan intenso. Miento, quiero que sea igual de intenso. Pero entre medio colaré otras lecturas, jeje.

Mi puntuación: 5/5.

Reseña El día que dejó de nevar en Alaska

EL día que dejó de nevar en AlaskaDatos técnicos:

Título: El día que dejó de nevar en Alaska

Autor: Alice Kellen

Editorial: Titania

Páginas: 352

Sinopsis:

“Un chico con el corazón de hielo.
Una chica que huye de sí misma.
Dos destinos que se cruzan.
Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás.
Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad.
La nieve empieza a derretirse.
Y todo encaja.”

Opinión:

Alice Kellen es una joven promesa literaria.  A su corta edad (26) ha escrito ya 7 novelas. Esto me lleva a pensar… Ester, ¿qué coño estás haciendo? Deja de ver tanto Netflix y ponte a escribir. 

Autora de novela romántica, ha triunfado con la serie Volver a ti “23 otoños antes de ti” y “33 razones para volver a verte”. Pero el mayor éxito le ha llegado con El día que dejó de nevar  en Alaska. 

Me decidí a empezar por esta porque no paraba de verla en las redes sociales y tenía muchas ganas de leerla, aunque también algo de miedo, miedo a que no cumpliera las expectativas. Pero no ha sido así.

Es una novela deliciosa, ambientada en Inovik Lake, un pequeño pueblecito en Alaska. Alice consigue que te traslades a ese pequeño pueblecito, a esa cabaña de madera, a esos caminos verdes que se transforman en blanco, corriendo con ella, disfrutando de esos paisajes helados. Te juro que me han dado ganas de coger un avión hasta ese remoto paraje, ¡y eso que soy muy friolera!

Su lenguaje es actual y muy cuidado, como todo en esta novela. Las descripciones no se hacen pesadas, al contrario, se convierten en una parte imprescindible de la novela. (Te recomiendo que cojas una manta y una taza de algo caliente mientras la lees).

Pero lo más especial para mí han sido sus personajes: Heather, una chica parlanchina e impulsiva que huye de sus problemas y que necesita recomponerse de sus heridas del pasado. Nilak, un chico callado y aparentemente frío como el clima de Alaska. Seth, el inseparable amigo de Nilak, tan cálido como su novia Sialuk, ambos inuits.

El amable vecino de Heather, John, un grandullón callado y amable que todos querríamos tener como vecino si estuviéramos en Alaska, que te trae leña y te cocina platos calientes para que no mueras de inanición.

Y la abuela de Sialuk, un personaje sabio e intuitivo donde los haya.

Son todos tan tiernos…

Caos
Caos

Por no hablar de Caos, el Huskie que se enamora de Heather nada más verla, y ella de él, porque ambos son espíritus libres, y con el cual comparte una conexión especial.

Pero eso no es todo, la historia se mezcla con los diarios de una tal Annie, que está enamorada de Kayden. Hasta algo más de la mitad de la novela no descubrí quiénes eran y qué papel tienen en la historia (supongo que de eso se trata, ¿no?), pero Alice ha escrito esta trama sin dejar ni un cabo suelto, todo está relacionado, todo tiene un motivo, todos tienen su papel en esta historia, incluido el destino.

Te la recomiendo cien por cien, aunque secundo a los que dicen que mejor tengas un paquete de pañuelos al lado.

Alice Kellen se une a las jóvenes escritoras autóctonas que estoy descubriendo, junto con Neïra (Caótica Jimena), Laia Soler (Heima es hogar en islandés) o Cherry Chic (con su serie Sin Mar).

Mi puntuación: 4,5/5