Reseña Heima es hogar en islandés

Heima es hogar en islandésDatos técnicos:

Título: Heima es hogar en islandés

Autor: Laia Soler

Editorial: Neo

Páginas: 360

 

Sinopsis:

¿Puede estar tu hogar a miles de kilómetros de casa?
Ver la vida en blanco y negro no es divertido.

Laura padece una extraña enfermedad que le impide apreciar los colores, pero si últimamente su vida es gris no es solo porque sufre acromatopsia. Acaba de romper con su novio y sus padres no dejan de pelearse tras el divorcio. Por eso, decide alejarse de todo y toma el primer avión que sale del aeropuerto.

El destino la lleva hasta Reikiavik, Islandia. Allí conoce al simpático Orri, quien le propone emprender un viaje para recorrer el país con él y su no tan simpático amigo Guðjon. Quizá no sea una idea sensata, pero no es que Islandia ofrezca muchas opciones a una chica que se ha escapado de casa.

Lo que Laura nunca podría sospechar es que los dos islandeses esconden un secreto imposible de creer, incluso para alguien como ella, y que ese viaje la cambiará para siempre.

Opinión:

De nuevo me sorprendo con la pluma de una joven autora española (catalana), esta vez es Laia Soler. Se une a las jóvenes autoras que estoy descubriendo como Allice Kellen y su maravilloso El día que dejó de nevar en Alaska, o Neïra y su Caótica Jimena.

A sus 26 años ha ganado el premio literario La Caixa para jóvenes autores con Los días que nos separan, y ha llegado a los corazones de muchísima gente con Heima es hogar en islandés. También es autora de Nosotros después de las doce.

Hacía tiempo que quería leerlo pero mi lista de pendientes aumenta cada día, en vez de disminuir (supongo que a todos os pasa lo mismo) y no me da la vida para leer todo lo que quiero. (Una vez más, en parte es por culpa de Netflix. Estoy pensando en demandarles.)

Tengo que decir que me ha sorprendido gratamente.

Está lleno de poesía, de frases de esas que te dejan un rato pensando y que los amantes de los postits seguro que subrayaréis.

Es la historia de Laura, que en un momento crucial de su vida, necesita alejarse de todo y espera una señal del destino que le diga a dónde debe coger un avión. ¿Creéis en las señales? Yo ya os he dicho que sí, en alguna ocasión.

Pues estas señales la llevan nada menos que a Reikiavik, Islandia, donde conoce al simpático Orri y se embarcan en una aventura que les llevará a dar la vuelta a la Isla con su no tan simpático amigo Gudjon. (Ella lo llama John, porque su nombre es impronunciable.)

Es un road book, que va narrando lo que ven a lo largo del viaje, con lo que puedes hacerte una idea de lo que es Reikiavick, fotos incluidas (en blanco y negro, claro, porque nuestra protagonista tiene acromatopsia, no puede ver los colores).

En ocasiones se me ha hecho algo pesado esa descripción, pues si bien forma parte del libro, no es lo principal y la autora le da demasiado protagonismo para mi gusto, pero es que ella hizo ese mismo viaje y quedó enamorada de esos bellos parajes.

Pero si crees que este libro es solo una historia entre amigos, o una historia de amor, te equivocas.  De repente se convierte en una historia de fantasía.

Orri y John esconden un secreto.

Laura también esconde los suyos, de modo que es inevitable que, tantas horas juntos, no acaben por desvelarse.

Pero cuando ya crees que lo sabes todo, de nuevo la autora te descoloca con otro secreto inimaginable.

Si bien al principio va algo lento, una vez descubres a qué se dedican Orri y John, el ritmo aumenta. Aparece en la historia también Audur, una antigua novia de…, bueno, mejor que lo leas.

Es un libro precioso, tierno y emotivo, de esos que te harán llorar, pero lleno de fuerza y positivismo.

Por eso entra directo a la lista de mis happy books.

Mi puntuación:

4/5

Si te ha gustado el post, compártelo para que otros puedan disfrutarlo tambiénShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

2 opiniones en “Reseña Heima es hogar en islandés”

  1. ¡Hola!

    Hace un par de años que leí este libro y disfruté muchísimo con él. Lo había elegido solo por el título pero casi no sabía ni de qué trataba. Me pareció un libro mágico pero no estoy de acuerdo con eso de “happy book”, ¿eh? Menudas lloreras me metí con él.

    Un besote

Deja un comentario