Reseña Mi Karma y yo

Portada Mi Karma y yo, chica con las manos en la boca y una pulsera de hospital con su nombre, fondo azul, letras en amarillo

Datos técnicos:

Título: Mi Karma y yo

Autor: Marian Keyes

Editorial: Plaza & Janés (Castellano)

Traducción: Matuca Fernández de Villavicencio

Páginas: 528

ISBN: 9788401389405

Sinopsis:

“Stella Sweeney lleva una vida muy normal en Dublín con su marido y sus dos hijos. Un día, en medio de un atasco en la carretera, intenta hacer una buena obra para mejorar su karma… Pero lo que consigue es provocar un accidente que dejará su coche hecho añicos y que, de paso, le cambiará la vida.

A partir de entonces, los acontecimientos más inesperados y extraordinarios se suceden y llevarán a Stella muy, muy lejos de su antigua existencia hasta convertir a esa mujer tan corriente en una superestrella. Y todo de la mano de un médico muy atractivo.

¿Ha sido el azar, el destino o el karma? Por primera vez en la vida de Stella, la verdadera felicidad está a su alcance. Pero ¿está preparada para atraparla?”

Opinión:

Mientras leo Mi vida: instrucciones de uso, el último libro de Marian Keyes, un compendio de sus mejores artículos periodísticos, te traigo la reseña de su última novela, Mi karma y yo (en inglés, The woman who stole my life -La mujer que robó mi vida-).

Aunque primero tengo que presentarte a mi autora favorita, Marian Keyes, la reina internacional del género chick−lit.

Marian Keyes es autora de once novelas (de las cuales cinco tratan de las hijas de la familia Walsh), dos colecciones de artículos periodísticos (Bajo el Edredón y la reciente Mi vida: instrucciones de uso), un libro de recetas (Salvada por los pasteles) y en formato digital dos libros sobre Mamá Walsh, en el que habla de sus cinco hijas.

Keyes es capaz de tratar en sus novelas temas tan profundos como el alcoholismo –que desgraciadamente ella conoce de primera mano− (Rachel se va de viaje), los malos tratos (Un tipo encantador), la muerte de un ser querido (¿Hay alguien ahí fuera?), la depresión (Helen no puede dormir) o el divorcio (Claire se queda sola), pero siempre con un gran sentido del humor, que es la nota definitoria de su escritura. 

La Marian Keyes más intimista nos cuenta en Bajo el edredón, cómo cayó en el pozo profundo de la depresión y el alcoholismo y cómo la escritura la salvó. No tiene hijos y dedica siempre sus libros a su marido, Toni.

Sus novelas son siempre un soplo de aire fresco. Cada vez que publica una nueva voy corriendo a la librería para comprarla, más veloz que un guepardo. Marian siempre consigue sacarme una sonrisa y hacer que me olvide del mundo entre sus páginas.
Continuar leyendo “Reseña Mi Karma y yo”

Reseña Mi isla

Portada Mi islaDatos técnicos:

Título: Mi isla

Autor: Elísabet Benavent (alias @BetaCoqueta)

Editorial: SUMA

Páginas: 536

ISBN: 9788491290148

Sinopsis:

“Maggie vive en una isla y regenta una casa de huéspedes…

Maggie tiene un huerto y casi siempre va descalza…

Maggie no quiere recordar por qué está allí; duele demasiado…

Maggie ha renunciado al amor y es complicado explicar los motivos…

hasta que conoce a Alejandro…

y la calma da paso a una tormenta de sensaciones…

y a la posibilidad de que tal vez sí se puede empezar de nuevo.”

Tras los enormes éxitos cosechados con sus «Saga Valeria», «Saga Silvia», «Mi elección» y «Horizonte Martina», Elísabet Benavent, también conocida por sus fans como @BetaCoqueta, vuelve a la carga con una historia de amor diferente que reflexiona acerca de cómo lo vivido condiciona muchas veces el futuro. Una novela que ha ido escribiendo a lo lago de los años y que aúna todos los elementos que la caracterizan: frescura, inocencia, cercanía, ingenio, simpatía y mucho amor”.

Opinión:

Es la primera novela que leí de Elísabet Benavent (luego vendrían otras como La magia de ser Sofía) y me ha sorprendido su frescura, su sentido del humor, y su capacidad para que uno se enamore de sus personajes, que están muy bien construidos, tanto los femeninos como los masculinos, lo cual no es habitual en novela romántica, que suele estar narrada desde el punto de vista femenino y a veces dejamos a los personajes masculinos como secundarios.

Tengo que decir que la novela te engancha enseguida, desde la primera página (@BetaCoqueta domina muy bien la técnica de enganchar al lector desde el inicio), si bien luego las primeras páginas se me hicieron un poco pesadas, por parecerme un poco un cliché: chica conoce chico, y a la inversa, se gustan, y se acuestan (mucho, y en muchos sitios diferentes).

Sin embargo, decidí seguir leyendo porque eso era solo el principio, la novela tenía que depararme algo más, y me alegro de haberlo hecho. Continuar leyendo “Reseña Mi isla”

Reseña La magia de ser Sofía

Foto portada la magia de ser Sofía

Datos Técnicos:

Título: La magia de ser Sofía (Bilogía Sofía parte 1)

Autor: Elísabet Benavent (alias @BetaCoqueta)

Editorial: SUMA

Páginas: 528

ISBN: 9788491291107

Sinopsis:

“@BetaCoqueta, autora de “Saga Valeria», «Saga Silvia», «Mi elección», «Horizonte Martina» y la novela Mi isla, regresa con una nueva historia de amor diferente que habla de los sueños por cumplir, de las rutinas en las relaciones de toda la vida y de las conexiones entre seres que no se buscan y a quienes el destino se encarga de unir.

Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.

Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.

Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.

Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.

Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café…

o tal vez por el destino.

Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia”.

Opinión:

Elísabet Benavent nos trae su última bilogía, La magia de ser Sofía y La magia de ser nosotros. Sus novelas están clasificadas en el género romántico−erótico, aunque también podrían incluirse dentro del género chick−lit (ya os hablaré de él en otro post).

Sus protagonistas: Sofía, una chica con mucha magia pero que no sabe que la tiene, y que está feliz con su vida y con su trabajo en El café de Alejandría, una cafetería especial, donde los clientes se sienten como en su casa, y forman una gran familia. Sin embargo Sofía está a punto de entrar en la treintena y se plantea si debe conseguir todo lo que se supone que uno debe haber conseguido a esta edad (estabilidad económica, una familia, o al menos una pareja), porque ella no tiene nada de todo eso, o bien debe “conformarse” con la felicidad que ya posee, con su piso compartido, con su trabajo que ama y con su escasa vida social (que se limita a las cenas de “cuéntame tus mierdas” de los viernes y poco más).

Continuar leyendo “Reseña La magia de ser Sofía”

La leyenda de Sant Jordi… versionada by Ester González.

Sant Jordi, la damisela y el dragón

 

¿Quieres conocer la leyenda de Sant Jordi? Bueno…, mi versión. Pues ahí va.

La Leyenda de Sant Jordi… versionada por mí.

 

Érase una vez, en una profunda y oscura cueva cerca de una aldea muy, muy lejana, vivían una familia de dragones en paz y armonía. Los habitantes de la aldea no les molestaban, exceptuando una vez al año, cada 23 de abril, que, aún no sabían muy bien por qué, les dejaban a una pobre muchacha joven y asustada en la entrada de la cueva, que no paraba de sollozar y armar un escándalo. Y les gritaban para que se la comieran.

−¡Comérosla! ¡Aquí tenéis carne fresca y virgen! ¡Comérosla y dejadnos en paz a los demás!

Venían con antorchas, lanzas, y otros objetos puntiagudos, con ánimo de asustarles. ¡Ja! Como si sus armas les asustaran. De un solo fogonazo podían flambear a todos esos lugareños.

Pero ellos no querían comérsela. No les gustaba mucho la carne humana. Sin embargo, lo hacían para que aquellos seres pequeños y violentos les dejaran tranquilos el resto del año.

El comerse a aquella pobre muchacha era su ceremonia de entrada a la edad adulta. Aquel año le tocaba “graduarse” a Eliot, el pequeño de la familia, un dragón risueño y alegre.

Eliot salió un poco asustado de la cueva y vio a una muchacha con el cabello rubio y un vestidito blanco, llorando a moco tendido y temblando como una hoja.

−Shhhht, no tengas miedo, no voy a comerte.

Pero a la chica le sonó más bien a:

−¡¡¡AAAAGGGGGGGHHHH!!!

Comenzó a chillar con grititos agudos que le perforaban los tímpanos (los dragones tenían el sentido del oído muy desarrollado, igual que los perros) y a temblar todavía más. Al parecer no entendía su idioma.

Eliot decidió que la cogería, se la llevaría volando a un sitio lejano, y la dejaría allí para que alguien la encontrara, pero bien lejos, para que no pudiera volver. Si los demás dragones se enteraban de que no se la había comido, sería su fin social, todos se burlarían de él.

Pero cuando se iba a acercar a ella, un hombre vestido con un armadura y una lanza se apareció encima de un caballo.

−¡Alto! –dijo el hombre. ¡Por Sant Jordi, que soy yo, que no mataréis a esta damisela!

−Shhhht, tranquilo. ¡No pienso matarla!

−¿Qué decís, dragón? ¡A mí no me engañáis!

Vaya, ese hombre sí hablaba su idioma.

−¿Hablas mi lengua? –preguntó extrañado Eliot.

−Sí, llevo toda mi vida entrenando para matar dragones y parte de mi entrenamiento ha sido aprender vuestra lengua, para comunicarme con vosotros e intentar negociar un rescate. ¡Pero por mis antepasados, que no habrá negociación si pretendéis hacer daño a esta señorita! –gritó, ajustándose la lanza bajo el hombro, en posición de ataque.

−¡No, no! De verdad que no quiero hacerle daño. No me gusta la carne humana.

−¿Ah, no? –preguntó San Jordi desconfiado. ¿Y entonces qué te gusta, la hierba?

−Eeeecs, ¡verdura! Nooo. Lo que de verdad me gusta es ir al río y pescar esos escurridizos y fríos pescaditos −Eliot se relamió−. Pero mis padres dicen que debo comer carne porque debo tener una dieta variada.

−¿No me estarás engañando, verdad? –pero Sant Jordi había bajado un poco la lanza, que ahora apuntaba hacia el suelo, y no hacia él.

−No, de verdad. Pero tienes que llevarte a esta chica de aquí para que mi madre y los aldeanos piensen que me la he comido. ¡Si no, voy a ser el hazmerreír de todos mis compañeros!

Sant Jordi se quedó pensativo unos instantes. Mientras tanto la chica, que había dejado de llorar, lo miraba como si estuviera loco.

−¿Qué haces hablando con este dragón? ¡Mátalo!

−No, tranquila, no va a hacerte daño.

En ese momento Eliot estornudó y una gran bocanada de fuego salió de su boca, calcinando unos árboles que había justo detrás de la chica.

Ella se tiró al suelo instintivamente, y comenzó a chillar de nuevo.

−¡¿Cómo que no?! ¡Mátalo! ¡Mátalo!

−¿Qué has hecho? –le preguntó Sant Jordi enfadado a Eliot.

−¡Perdona! Era solo un estornudo. Es la maldita alergia…

Sant Jordi intentó tranquilizar a la chica, la tomó de la mano, levantándola del suelo y se acercó a Eliot despacio, acariciándolo.

−Jijiji, me haces cosquillas –rio Eliot.

−Mira, ¿ves? No hace nada. No va a comerte. Es… una especie de dragón vegetariano.

La chica lo miraba con incredulidad.

−¿En serio? ¿Eso existe? –no las tenía todas consigo, pero lo cierto es que ese horrible bicho aún no se la había comido.

−De verdad, pero tenemos que sacarte de aquí y llevarte a otro lugar. Los aldeanos no lo entenderían.

−Oh, siempre he querido viajar al Sur, dicen que hace mucho calor, se come muy bien, y siempre están bailando sevillanas –contestó la chica, levantando los brazos con mucho arte.

−Pero…, hay un problema. -Sant Jordi se giró hacia Eliot.

−¿Cuál? –preguntó Eliot.

−Que tengo que demostrar a los aldeanos que te he matado. ¡Tengo que llevarles algo tuyo! ¿Te duele si te corto una escama?

−¡Pues claro que sí! –protestó Eliot−. A ver…, ¿y si te doy un diente? Mi madre guarda todos mis dientes de leche en un bote, como recuerdo. -Hizo una mueca de asco.

−¡Eso sería estupendo!

Eliot entró en la cueva y salió al instante con un enorme diente.

−Toma. Tenéis que iros corriendo. Aquí no estáis a salvo.

−Muchas gracias, dragón.

−Eliot, me llamo Eliot.

−Muchas gracias Eliot. Cuídate.

Y Sant Jordi se fue con la muchacha, a quien dejó con un compañero suyo, que gustoso la acompañó al Sur, y cuando llegaron, se quedó con ella, porque ya se sabe que el roce hace el cariño.

Sant Jordi volvió triunfal al poblado, donde enterraron el diente del dragón en una gran ceremonia, y lo celebraron comiendo jabalí y bebiendo mucho vino.

Al cabo de unos días, un bello rosal floreció en el lugar donde habían enterrado el diente del “malvado dragón.

Desde entonces, cada 23 de abril Sant Jordi se escabulle del pueblo y le lleva una rosa a Eliot, en agradecimiento a los servicios prestados (desde entonces Sant Jordi era un héroe y tenía a todas las chicas que quería), y éste le regalaba a su amigo un libro, a veces de aventuras, que eran los que más le gustaban, y otras veces de idiomas, que se le daban muy bien.

Rosa, Humedad, Gotas Rosa Roja, Belleza

 

PD: Si quieres conocer la verdadera leyenda, tendrás que buscarla en Google.

Firmas Sant Jordi 2017 en Barcelona

dibujo sant jordiTus autores favoritos estarán este año en Barcelona.

Calendario de firmas para Sant Jordi 2017 en Barcelona

Este año numerosos escritor@s nacionales e internacionales se reúnen en Barcelona el día de Sant Jordi, para la delicia de los que vivimos en esa maravillosa ciudad o en sus cercanías.

Así, tendremos el placer de acoger a Albert Espinosa (su libro El mundo amarillo inspiró la serie Pulseras Rojas emitida en TV3 y posteriormente en A3), autor del best-seller Si tú me dices ven lo dejo todo pero dime ven, con su nueva novela Lo que te daré cuando te vuelva a ver. Aquí tenéis su horario de firmas.

También tendremos el placer de ver a Elísabet Benavent (alias Beta Coqueta), autora de la saga Valeria (cuyos derechos ya han sido adquiridos para crear una serie de televisión), Mi isla y la bilogía Martina, entre otras, con su última bilogía: La magia de ser Sofía y La magia de ser nosotros.

Su horario para el día 23:

calendario firmas Elísabet Benavent

D0lores Redondo, autora de la trilogía del Baztán (El guardián invisible -recientemente llevada al cine-, Legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta), estará con su última novela Todo esto te daré (Premio Planeta 2016).

Resultado de imagen de foto todo esto te daré dolores redondo

Horario de firmas de Dolores Redondo:
📆 23 de abril, Barcelona
📍11h – 12h Casa del Libro Passeig de Gràcia
📍12h – 13h Laie
📍13h – 14h El Corte Inglés Pl. Catalunya
📍16h – 17h Fnac Triangle
📍17h – 18h Abacus Pl. Catalunya
📍18h – 19h El Corte Inglés Portal de l’Àngel
📍19h – 20h Casa del Llibre Rambla Catalunya
📍20h – 21h Ben Vil Passeig de Gràcia

Eduardo Mendoza (Sin noticias de Gurb), recién galardonado con el Premio Cervantes 2017, nos visitará con su última novela El secreto de la modelo extraviada, la última aventura de su anónimo y loco detective, que nos presentó en El misterio de la cripta embrujada, El enredo de la bolsa y la vida o Las aventuras del tocador de señoras. 

foto portada EL secreto de la modelo extraviada 18h-20h LAIE, Caseta en Paseo de Gracia/Caspe

Y, ¡atención, atención! La reina internacional del Chick-lit, Marian Keyes, autora de Sushi para principiantes, ¿Quién te lo ha contado?, ¿Hay alguien ahí fuera?, Rachel se va de viaje, entre otras, visita Barcelona con su último libro Mi vida: instrucciones de uso.

portada libro mi vida: instruccies de uso

12h-13h FNAC El Triangle (Plaça Catalunya 4)

13h-14h El Corte Inglés Portal del Ángel

18h-19h Casa del Libro (Paseo de Gracia 62)

La prolífica Megan Maxwell (Los príncipes azules también destiñen, Las ranas también se enamoran, la saga Pídeme lo que quieras, y la saga Las guerreras Maxwell) 

foto las guerreras maxell

11h-14h FNAC L’Illa

17h-19h El Corte Inglés Diagonal

También nos visitará la alemana afincada en España Sarah Lark (autora de la trilogía de Nueva Zelanda: En el país de la nube blanca, La canción de los Maoríes y El grito de la tierra)

foto trilogía nueva zelanda  11h-12h FNAC El Triangle

 

Así que, ya sabes, ponte calzado cómodo, coge tu boli y tu libro favoritos y ¡prepárate para un Sant Jordi emocionante!

Reseña El increíble viaje del faquir que quedó atrapado en un armario de Ikea.

Foto portada del libroDatos técnicos:

Título: El increíble viaje del faquir que quedó atrapado en un armario de Ikea.

Autor: Romain Puértolas

Editorial: Rosa dels Vents (Catalán) Grijalbo (Castellano)

Páginas: 256

ISBN: 9788415961093

Sinopsis

“El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea es una historia divertida y con más burbujas que la Coca-Cola, pero que también es el reflejo de una dura realidad: la lucha de los inmigrantes ilegales en su camino hacia la libertad. Una fábula de nuestro tiempo, un viaje iniciático por el corazón humano, una sátira desternillante con una sutil moraleja.

Dhjamal Mekhan Dooyeghas (pronúnciese «Llámame cuando llegues»), faquir indio bastante ladino que vive de sus triquiñuelas y trucos de baja estofa, viaja a París para comprarse una cama de clavos en Ikea, modelo Misklavospikån, un lujo compuesto por 15.000 clavos desmontables. Para ello tan solo lleva un billete de 100 euros falso.

Maravillado por la gran variedad que ofrece la enorme tienda de enseres para el hogar, decide esconderse y quedarse toda la noche para disfrutarla y recorrerla a su antojo. Pero al verse sorprendido por unos empelados, se oculta dentro de un armario. Dhjamal Mekhan Dooyeghas (pronúnciese «Ya me quedan dos leguas») inicia así una aventura que jamás hubiera soñado, a través de la que aprenderá que es más satisfactorio ayudar a los demás que engañarlos”.

Opinión

Es un placer para mí traerte la reseña de la primera novela del francoespañol Romain Puértolas, y ¡vaya primera novela!

Se trata de una novela corta, que se lee muy rápido, y que ha sido una agradable sorpresa, igual que Sabor a Chocolate, porque nunca había oído hablar de ella, y me la encontré por casualidad (en este caso la casualidad es una persona, la bibliotecaria de mi ciudad, que me la recomendó).

En ella el autor nos narra un sinfín de aventuras que le suceden a nuestro protagonista, un faquir indio llamado Dhjamal Mekhan Dooyeghas, a cada cual más extravagante y surrealista, comenzando por quedarse encerrado en un armario de Ikea, donde se esconde para que no le encuentren, pues pretendía pasar la noche allí (no es mala idea, ahora que lo pienso). Sus aventuras le llevan desde Francia a Inglaterra, pasando por España, Italia y Líbia, pero no pienses que va a hacer turismo, no. Prácticamente no sale de los aeropuertos, o de los armarios, o de cualquier otro extraño sitio en los que viaja.

Pero esta novela no pretendo solo entretener, sino que es también y sobre todo una crítica a la política europea sobre la inmigración ilegal (su autor trabajó tres años como inspector de policía, en un servicio especializado en desmantelar redes de inmigración ilegal), y nos describe, siempre con su particular sentido del humor, el periplo de estas personas, que son trasladadas de país en país, como una patata caliente. Continuar leyendo “Reseña El increíble viaje del faquir que quedó atrapado en un armario de Ikea.”

Bienvenid@ a mi blog

 

Puerta entreabierta
¡Pasa, pasa!

¡Bienvenid@ a mi blog!

 

Este es un blog literario. En él encontrarás principalmente reseñas de libros optimistas, pero también entrevistas y novedades sobre presentaciones de libros, concursos literarios y otras tendencias (en libros, no en moda, ¿eh?). Junt@s descubriremos también a nuev@s autor@s.

Además podrás leer mis monólogos cómicos y por último, pero no menos importante, te hablaré de mi libro. Tengo muchas ganas de gritar aquello de: “¡Yo he venido a hablar de mi libro!”.

En fin, es un blog optimista para gente optimista. Si eres El Grinch o Mr. Scrooge, ya puedes largarte a otro blog.

¡Gracias por tu visita! Espero que te quedes…

 

Reseña La Librería ambulante

foto portada la librería ambulanteDatos Técnicos:

Título: La librería ambulante (Título original: Parnassus on Wheels)

Autor: Christopher Morley

Año: 1917

Editorial: Viena Ediciones (Catalán)

Traducción: Dolors Urdina

Páginas: 154

ISBN: 9788483307915

Sinopsis

Prepárese para entrar en un mundo único y lleno de encanto, donde el tiempo se ha detenido: estamos en la segunda década del siglo XX, en unos Estados Unidos todavía rurales y de paisajes idílicos, donde conviven los viejos carromatos y los novísimos automóviles; Roger Mifflin, un librero ambulante que desea regresar a Brooklyn para redactar sus memorias, vende su singular librería sobre ruedas (junto a su yegua y su perro) a la ya madura señorita Helen McGill, quien decide, harta de la monotonía de su vida, lanzarse a la aventura y recorrer mundo. A partir de ese momento se sucederán los encuentros y los desencuentros, y las más divertidas peripecias se darán la mano con las grandes enseñanzas que proporcionan libros y librero.

Opinión

Christopher Morley estudió historia en la universidad de Oxford y posteriormente se convirtió en uno de los periodistas más prestigiosos de su tiempo. Contemporáneo de Henry David Thoureau (seguro que recuerdas aquello de “Fui a los bosques porque quería vivir sin prisa… del Club de los Poetas Muertos), esta es su primera novela, publicada en 1917, y en 1919 llegó la segunda parte, The Haunted Bookshop (La librería encantada).  Más tarde escribió Kitty Foyle, que fue llevada al cine y protagonizada por Ginger Rogers.

La librería ambulante comienza con una carta, una de mis formas favoritas de comenzar una novela (igual que en la Librería de los finales felices, con la que comparten también la temática, libros que hablan de libros); carta dirigida a su editor en la que afirma que la verdadera artífice de la novela es la señora Mifflin (antes la señorita McGill, la protagonista).

La acción tiene lugar en una granja de Estados Unidos, Sabine Farm, en la que Hellen McGill, de treinta y nueve años, convive con su hermano mayor Andrew y son “maravillosamente felices” hasta que él se convierte en un famoso escritor.  De modo que él se pasa las horas en su estudio escribiendo o bien en emocionantes viajes para documentarse, mientras ella se dedica a los quehaceres de la granja, que solo le dejan tiempo para leer la revista Granja y hogar y novelas de folletín. Cuando quería emociones fuertes leía el Antiguo Testamento.

Un día llega a su granja un estrafalario carretón, que reza El Parnaso ambulante, tirado por un caballo blanco y gordo llamado Pegaso, y  conducido por un bajito y también estrafalario barbirrojo: el señor Mifflin, quien vende desde libros de Shakespeare, Stevenson y otros clásicos hasta libros de cocina, naturaleza o jardinería, y quiere vender el carretón a Andrew (junto con Pegaso y el perro, Bock).

Helen se imagina a su hermano en una nueva aventura mientras ella se queda de nuevo sola en la granja amasando pan, y en un ataque de furia, toma una decisión impetuosa: la de comprarlo ella misma y ponerse en marcha lo antes posible para evitar que su hermano la disuada, no sin antes dejarle una nota, claro.

“Estimado Andrew

No pienses que me he vuelto loca. Me he ido a vivir una aventura. De repente he pensado que, mientras yo estaba en casa haciendo pan, tú has podido vivir toda vez de aventuras. La señora McNally se encargará de tus comidas y una de sus hijas puede venir a limpiar la casa. No sufras, pues. Estaré fuera una temporada, quizás un mes, para ver si encuentro un poco de la felicidad de la vida en el campo de la que hablas siempre. Es lo que las revistas llaman la revolución de la feminidad. Tienes calzoncillos de invierno en la cajonera de cedro de la habitación de invitados, para cuando los necesites.

Con todo mi afecto,

HELEN”

Como ves, está escrita en primera persona y en presente, con lo que el personaje principal, Helen, se nos hace más cercano, aunque no podemos conocer lo que piensan otros personajes, sino es por las propias apreciaciones de la protagonista.

De la carta se desprende también que Helen es una mujer de armas tomar, decidida, práctica y con un gran sentido del humor.

No nos olvidemos que estamos a principios del siglo XX. ¿Dejar a su hermano encargado de una granja e irse por ahí, sola, a vivir aventuras encima de un carromato ambulante? ¡Esta mujer era una precursora, una Amelia Earthart de la carretera!

Así comienza su andadura junto con el extravagante señor Mifflin, a quien se ofrece a dejar en la estación de Port Vigor. Pero como adivinarás, por circunstancias del destino (o de la mano del autor) los personajes no se separan al llegar a la estación y juntos pasarán por las más alocadas peripecias, mientras Andrew les pisa los talones.

El señor Mifflin es un personaje maravilloso: un profesor de escuela amante de los libros, a quien el médico le recomienda el aire libre debido a su mala salud. De ahí surge la idea del Parnaso (o su “caravana de cultura”, como él la llama), y se convierte en un pionero de la venta ambulante. Según él:

“cuando vendes un libro a un hombre, no le vendes doce onzas de papel, tinta y cola sino que le vendes una vida nueva”.

Este personaje, pequeño en estatura (1,60 cm) y grande en espíritu, aventuro y soñador, no se detiene ante nada para llevar a cabo su misión de culturizar a los granjeros y otras gentes que encuentra en su camino. Dice no tener sentido común, “porque el sentido común es lo menos común que hay”.

Por su parte, Helen es una granjera grandota, práctica, organizada, que lleva una vida tranquila y apacible, hasta que siente la llamada de la aventura.

Los dos personajes principales son polos opuestos, pero ya sabemos lo que se dice de los polos opuestos…

Es una novela corta, con un lenguaje sencillo, nada arcaico ni recargado, con un argumento que resulta moderno incluso para la época actual.

Rompiendo con los consejos de algunos escritores, hay párrafos de diálogo muy largos, que corresponden a lecturas que el señor Mifflin hace en voz alta mientras van en el carromato, o bien los discursos fervientes que les suelta a los posibles compradores o a la propia Helen, sin embargo no se hacen pesados en ningún momento, al contrario.

En resumen, es una novela divertida, amena y muy bien escrita. El amor por los libros del señor Mifflin y su forma de venderlos es totalmente contagiosa. ¡Ojo, porque corres el peligro de ir directo a una librería y fundirte la tarjeta en un montón de libros!

Este es otro happy book en toda regla.

Mi puntuación: 4/5

PD: en breve te hablaré de la segunda parte, La librería encantada. ¡Ya tengo ganas de leerlo!

Reseña La elegancia del erizo

foto niña en torre Eiffel de fondo y mariposasDatos técnicos.

Título: La elegancia del erizo

Autora: Muriel Barbery

Editorial: Seix Barral. Colección Booket

Traducción: Isabel González-Gallarza

Páginas: 367

ISBN: 9788432250651

 

Sinopsis

“En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común.

Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza.

La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas.

Juntas, Renée y Paloma descubrirán la belleza de las pequeñas cosas. Invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor.

La elegancia del erizo es un pequeño tesoro que nos revela cómo alcanzar la felicidad gracias a la amistad, el amor y el arte. Mientras pasamos las páginas con una sonrisa, las voces de Renée y Paloma tejen, con un lenguaje melodioso, un cautivador himno a la vida”.

Opinión

Lo primero que hay que decir de este libro es que es especial. A este tipo de libros los llamo “Woody Allen”, porque los amas o los odias, no hay término medio. En este caso, yo pertenezco a la primera categoría.

La artífice de esta novela es Muriel Barbery, profesora de filosofía. Su profesión y su forma de ver la vida laten detrás de esta novela, escrita en primera persona. En cada capítulo “hablan” sucesivamente Renée y Paloma, y están escritos con letra distinta, para no confundir al lector.

En ella no es tan importante lo que se dice sino cómo se dice. Te sorprenderás varias veces dejando la novela a un lado para paladear alguno de sus párrafos, como dulces caramelos que se derriten en tu boca.

Los protagonistas: Renée, portera desde hace veintisiete años de un edificio de ocho pisos de lujo, que lee a Marx, ama la lengua y la literatura, le gusta la pintura holandesa del S. XVII y tiene un gato llamado León, en honor a Tolstoi, pasa sus horas libres tomando el té con su amiga Manuela, una aristócrata que trabaja como asistenta, mientras esconde su inteligencia porque “nadie quiere a una portera con pretensiones”. Paloma, una niña de doce años, hija de los propietarios de uno de los pisos, cuya inteligencia la separa del resto del mundo, obsesionada con el suicidio como idea romántica (“morir ha de ser un paso delicado, un deslizarse suavemente hacia el descanso”) y con prenderle fuego a su casa, para darle una lección a su familia. Y Kakuro Ozu, el nuevo inquilino del edificio, japonés, quien casualmente tiene dos gatos también llamados como personajes de las novelas de Tolstoi, amante de la pintura holandesa del S. XVII y de la belleza (en su baño sueña el Requiem de Mozart al tirar de la cadena).

Estos tres personajes, tan distintos en apariencia y tan parejos en realidad, cruzan sus caminos en un acto del destino. (Otros libros en los que el destino tiene mucho que ver son Come Reza Ama, o Sabor a Chocolate, ambos basados en hechos reales.)

Kakuro sospecha de la extraordinaria inteligencia de Renée ya en su primer encuentro, tras escapársele una cita de Ana Karenina, y tampoco le pasa desapercibido el nombre de su gato Kakuro ve a Renée como la persona que es, más allá de su condición de portera. Con él, Renée ya no tiene que fingir y descubre una nueva felicidad, la de ser ella misma con otro semejante que comparte sus mismas pasiones.

Por su parte, Paloma, a quien tampoco le ha pasado desapercibida la singularidad de la portera, se une con Kakuro para desentrañar el misterio, convirtiéndose en cómplices, a la vez que busca un lugar tranquilo en el que descansar de su alocada familia, especialmente de “la hermana más espantosa del universo”, y encuentra ese remanso de paz en la portería, y en Renée a una persona afín con la que conversar.

Así, el argumento no tiene grandes tramas, ni misterios, ni grandes giros dramáticos, porque, como he dicho, lo bello de esta novela es el cómo, no el qué (de hecho hicieron la película, debido al gran éxito del libro, pero ni te molestes en verla, porque no desprende la característica más esencial del libro, la belleza).

Por si todo esto fuera poco, está escrita con gran sentido del humor, un humor agudo y brillante. Según Renée “lo que representa el papel higiénico para el trasero de las personas ahonda mucho más el abismo entre las clases que otros muchos signos externos.” El papel higiénico del Sr. Kakuro “aspira a la canonización”.

En esta novela encontramos, además, una crítica feroz a los tópicos; no puede haber personajes más alejados de estos: una portera culta, una aristócrata que trabaja como sirvienta y una niña de doce años más inteligente que la mayoría de adultos.

Esta maravillosa novela nos enseña que si nos paramos a mirar a nuestro alrededor, el Arte está por todas partes, incluso donde menos te lo esperas, como en una portería del número 7 de la calle Grenelle de París. Porque la vida es Arte. Es Belleza.

En mi opinión, es uno de esos libros que con el tiempo vale la pena releer, solo para disfrutar de su magnífica prosa.

Mi puntuación: 4,5/5