MONÓLOGOS CÓMICOS

 TE PRESENTO MIS MONÓLOGOS CÓMICOS

Los huevos de la felicidad
Somos huevos más felices que unas pascuas.

Los huevos de la felicidad

 

Cuando estoy aburrida leo tonterías. El Hola, el Lecturas, el ABC… El otro día leí que las gallinas felices ponen más huevos y más sabrosos. ¡Sí! ¡Es increíble!… que alguien haya hecho un estudio sobre eso. Y yo me pregunto… ¿Cómo sabía el tío si la gallina era feliz? ¿Se lo preguntaba? “¿Eres feliz? Un cloqueo es sí, dos, es no.”

Aunque, pensándolo bien, este estudio no hacía falta.  Nosotros también trabajamos más y mejor si somos felices. ¿O no? Y si no, ahí tenéis al Bárcenas, ese. Con un sueldo de 18.000€ al mes (y unos cuantos milloncejos en Suiza) era tan feliz el tío, ¡que hasta repartía dinero a sus compis! Eso es un buen compañero de trabajo y lo demás son tonterías.

Así que, después de llegar a esa conclusión, si quieres que tu gallina ponga más huevos, hazla feliz. ¿Y cómo se hace feliz a una gallina?, os preguntaréis. Pues he leído que les ponen unas casitas de madera individuales. Nada de estar en un gallinero, ahí apretujadas, haciendo cola para que el gallo las monte, no. ¡Tienen su chalé particular! Y con orientación Sur, naturalmente, que esto de la luz es importante. Así la gallina puede llamar al gallo y decirle: “Shhh, ¿te pashas por mi ke ke ke kelly eshta noche, guapo?”

También he leído que les dan de comer comida orgánica. Vamos, lo que sería para nosotros ir a comer al Bulli cada día, en vez de comer comida precocinada o recalentarnos el tupper de las sobras de la noche anterior. Y por si eso no fuera poco, también les ponen música clásica. Hay que joderse… ¡Hilo musical pa follar! ¡Así cualquiera!

Y entonces se me genera una duda… el tamaño de los huevos (ya sabéis, XL, L, M o S)… ¿dependerá del tamaño del miembro del gallo?? Y ahora que lo pienso… yo no he visto muchos huevos tamaño S… casi todos son L o XL… me parece a mí que hay mucho fanfarrón suelto… y entre los gallos también.

Total, que me he dado cuenta que en este país se trata mejor a las gallinas que a las personas. Así que, ya sabéis, si queréis una vivienda digna, algo de comida y echar un polvo de vez en cuando… sólo tenéis que poner…le huevos.

 

Ester González Escobar ©

Si te ha gustado el post, compártelo para que otros puedan disfrutarlo tambiénShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone